UES capacito a comunidades en áreas criticas de riesgo volcánico

Fomentar una cultura de prevención de desastres es vital para crear comunidades resilientes. 

 En este contexto se enmarca el proyecto “Culturización del Riesgo Volcánico, en las comunidades de las áreas críticas del Sur y Suroeste del Volcán de San Miguel  (Chaparrastique), El Salvador”, coordinado por Edgar Marinero de la Universidad de El Salvador -UES-.

 El trabajo en gestión del riesgo en la Universidad de El Salvador inició en noviembre de 2014, mediante la conformación de la Comisión de Gestión del Riesgo institucional, la capacitación del equipo de investigadores, el establecimiento de contactos con otras entidades gubernamentales y no gubernamentales que trabajan en la misma línea, la búsqueda de nuevos procesos administrativos financieros que garanticen el acompañamiento de la investigación y la elaboración de un plan de ejecución del proyecto, continuando con un esfuerzo de sensibilización, mediante visitas de verificación, identificación de capacidades instaladas y la delimitación del área de intervención de las comunidades más vulnerables de modo que ellas mismas tengan en sus manos las herramientas necesarias para mejorar sus condiciones.

 La Universidad de El Salvador, impulsó su esfuerzo para fortalecer el trabajo  e incidir en las comunidades del sur y sur oeste (por su ubicación geográfica del volcán de San Miguel); al ser conscientes de los riesgos con los que conviven a diario, al igual que de los recursos locales con los que cuentan para enfrentarlos o reducir sus efectos, de modo que sean menos vulnerables ante las amenazas que no se puedan evitar, desarrollando una cultura de prevención ante cualquier circunstancia.

 Los objetivos del proyecto fueron fortalecer la capacidad a nivel comunitario a través de la ejecución de programas de capacitación orientados a la prevención, mitigación y atención de situaciones de riesgo para contribuir a las Coordinaciones Locales de Gestión Integral de Riesgo Volcánico, en las áreas críticas del sur y suroeste del volcán de San Miguel (Chaparrastique).

 Para ello, se seleccionaron las comunidades más vulnerables (según algunos criterios establecidos, como su ubicación en zonas de alto riesgo, presencia previa de la institución, voluntad de la comunidad de trabajar en gestión del riesgo), posteriormente se les presento la propuesta de trabajo para para su involucramiento; seleccionando un comité de gestión del riesgo, el cual fue capacitado para poder acompañar a la comunidad en la elaboración de sus planes de prevención y emergencia, sus mapas de riesgos y recursos, de modo que su vulnerabilidad se vea efectivamente reducida.

 El proyecto fue fruto del Programa Universitario para la Reducción del Riesgo de Desastres y Adaptación al Cambio Climático en Centroamérica -PRIDCA-, auspiciado por la Cooperación Suiza en América Central -COSUDE-; con el apoyo y acompañamiento de la Secretaría General del Consejo Superior Universitario Centroamericano -CSUCA-.