“Manejo integrado del ecosistema de cardamomo afectado por Trips (Sciotrips cardamomi Ramk.); como alternativa de adaptación al cambio climático en el departamento, Alta Verapaz, Guatemala, Centro América”

 Con dicha investigación se contempló abordar el adecuado manejo del ecosistema del cultivo, así como con la implementación de buenas prácticas agrícolas en la región.

En el proyecto: “Manejo integrado del ecosistema de cardamomo afectado por Trips (Sciotrips cardamomi Ramk.); como alternativa de adaptación al cambio climático en el departamento de Alta Verapaz, Guatemala, Centro América”; se logró identificar como la plaga se empezó a desarrollar durante el año 2011, así mismo se logró identificar las áreas donde se establecieron las parcelas de evaluación y monitoreo, en donde se  implementaron trampas etológicas, muestreos de suelo y toma de muestras de insectos que se utilizaron para la determinación de la especie de trips presente, así como determinar un método de control utilizado para  el control de la plaga y determinar el grado de severidad del daño del insecto hacia el cultivo de cardamomo.

Se realizó un diagnostico a nivel de departamento de Alta Verapaz, para conocer los aspectos generales de la zona cardamomera de Alta Verapaz, así como conocer el estado de la plaga trips (Sciothrips cardamomi Ramk), que afecta al cultivo de Cardamomo (Elettaria cardamomum L.), en el departamento, para lo cual se obtuvo  información de campo mediante visitas a diferentes plantaciones de cardamomo y la consulta de información proporcionada por la Asociación de Cardamomeros de Guatemala – CARDEGUA e investigaciones realizadas por el centro universitario del norte CUNOR de la USAC en el departamento de Alta Verapaz.

Durante la implementación de parcelas de evaluación, se evaluó una serie de métodos de control para reducir la incidencia de la plaga trips, como lo fueron las trampas etológicas en las cuales, las trampas de color azul generaron la máxima atracción de insectos adultos; el controlador biológico más eficiente fue Metarhizium anisopliae, reduciendo la incidencia en un 72% en una de las localidades evaluadas; se recomienda iniciar con labores de control cuando la población de trips alcance niveles de 14 insectos por planta.

El proyecto fue fruto del Programa Universitario para la Reducción del Riesgo de Desastres y Adaptación al Cambio Climático en Centroamérica -PRIDCA-, apoyado por la Cooperación Suiza en América Central -COSUDE- y el Consejo Superior Universitario Centroamericano -CSUCA-. Coordinado por Juan Herrera de la Universidad de San Carlos de Guatemala.